Madrid - Cuenca

 

Madrid - Cuenca

Salimosde Madrid. Tenemos 166 kilómetros hasta llegar a Cuenca en un poco más de hora y media (consulta Información o Presupuesto).

Del hotel al casco antiguo

Nos alojamos en el hotel Francabel (Avenida Castilla la Mancha 7 [consulta Información o Presupuesto]). El hotel no se encuentra en pleno centro de Cuenca, pero no se tarda ni 20 minutos andando al centro. Reservamos parking en el mismo hotel, porque por la zona centro de la ciudad es difícil aparcar y andando te puedes mover perfectamente por todos lados.

 

Relacionados

Volver

18 abril 15 - Cuenca

Mañana en Cuenca

 

Vistas de las Casas Colgadas desde el Paseo del Huécar
Vistas de las Casas Colgadas desde el Puente de San Pablo
Casas Colgadas

El día ha salido soleado, hace un poco de frío, pero se esta bien en la calle. Después de dejar las cosas en el hotel, desayunamos en una cafetería cercana y tiramos para el centro andando.

Lo primero que vamos hacer es ir a ver las Casas Colgadas (que no colgantes). Para ello vamos por el Paseo del Huécar y así verlas desde abajo. Desde allí se puede subir hasta el Puente de San Pablo, donde existen las mejores vistas de las casas y se pueden hacer las mejores fotos.

Puente de San Pablo
Vistas desde la calle Canónigos
Vistas del río Júcar

Continuamos subiendo por la calle de los Canónigos para ir poco a poco entrado en el casco antiguo de Cuenca. En mitad de la cuesta nos vuelves a encontrar con las famosas Casas Colgadas, esta vez ya mucho más cerca.

Siguiendo por esa misma calle damos a parar a la Plaza Mayor y a la Catedral de San María y San Julían. Es una placita pequeña, pero que tiene mucho ambiente, ya que existen algunos bares y como hace buen tiempo hay mucha gente en las terrazas.

Lo malo del casco antiguo es que hay muchímas cuestas. Desde la Plaza Mayor subimos por la calle San Pedro hacia las ruinas del castillo. Esta calle San Pedro da a parar a la calle Trabuco. Justo en mitad de la calle, a la izquierda existen unas vistas que dan al río Júcas, donde aprovechamos aquí para hacer un descanso.

Recorrido

Una vez que hemos tomado un poco de aliento, continuamos un poquito hasta llegar a la Muralla, dónde están las ruinas del castillo. Admiramos las vistas, hacemos unas fotos y emprendemos la bajada hasta la plaza otra vez.

Pasamos la mañana recorriendo las calles del casco antiguo hasta la hora de comer.

 

Dónde comer

 

Para comer salimos de la parte vieja de Cuenca hasta la calle San Francisco, donde existe unos cuantos bares y restaurantes y hay terrazas para picar algo (consulta Información de dónde comer).

Después de pegarnos el atracón y disfrutar de algo de sobremesa, nos dirigimos al hotel para descansar un rato.

Zona de bares

Ya por la tarde cogemos el coche para subir de nuevo a las ruinas del castillo y ver las vistas de la ciudad desde lo alto. Hay que tener cuidado, porque, aunque el aparcamiento de la muralla no es de pago, de dejar el coche bien aparcado para que no te pongan ninguna multa.

Para cenar, en el hotel nos recomiendan un bar que se llama 'La bodeguilla de Basilio' (consulta Información de dónde comer). Simplemente con deciros que con lo que nos pusieron de tapas cenamos perfectamente , es una bueno de describir el lugar. Recomendable.

 

Siguiente