Volver

4 noviembre 14 - Bangkok

 

China Town

 

China Town

Hoy dejamos Bangkok por la tarde. Como hasta la tarde no iremos a la estación para coger un tren cama y así viajar de Noche hasta Chumphon, decidimos preparar las mochilas y dejarlas en la consigna del hotel para no cargar con ellas.

En muchas ciudades del mundo existen zonas denominadas como China Town. Os recomendamos la China Town de Bangkok. Así que la mañana la aprovecharemos para adentrarnos en esta zona.

Escaparate en China Town

Vamos hasta allí en tuk tuk. Rápido y barato. Al llegar te das cuenta de la locura que es todo. Hay muchísimas tiendas, muchísimos coches. Si te adentras por sus calles encontrarás el Mercado de Sampeng. Un mercado de calles estrechas, donde se juntan los turistas con locales y en muchos tramos no puedes ni casi pasar. Encontrarás de todo lo que te puedas imaginar y lo que no.

Recorrido

Volvemos a Khao San en taxi para comer algo y recoger las mochilas para ir hasta la estación. Comemos en un restaurante típico tailandes, en una calle perpendicular a Khao San (Thanon Tanao) pero recordamos el nombre del sitio. El local estaba vacío, pero es muy recomendable. Los dueños eran una pareja de ancianos tailandeses y nos prepararon una comida muy rica, eso si, casi todo con curry.

 

Tren cama hasta Chumphon

 

Estación de tren  Hua Lamphong
Bangkok - Chumphom

Con la barriga llena, volvemos al hotel para recoger las mochilas. Cogeremos un taxi para ir a la estación de trenes de Bangkok Hua Lamphong.

Interior tren cama
Situación Estación de Tren

Tenemos billetes de tren para viajar de noche en un tren con destino Chumphon, al sur de Tailandia. Los billetes los cogimos unos días antes (ya estando en Bangkok) para evitar problemas, aunque normalmente con el mismo día es suficiente. El precio del billete es de unos 32 euros.

Tuvimos que esperar un rato en la estación.

Salimos a las 19:30 para llegar sobre las 4 y media de la mañana, cenamos en el mismo tren, un menú que nos ofrecen a un precio bastante asequible. A cierta hora, el revisor pliega las camas y a dormir.

Anterior
Siguiente