Volver

ZARAGOZA

 

 

Zaragoza - "Caesaraugusta"

 

Zaragoza es la capital de la Comunidad Autónoma de Aragón, quinta ciudad más grande de España. Su nombre actual procede del antiguo topónimo romano, Caesaraugusta, que recibió en honor al emperador César Augusto.

 

Está situada a orillas de los ríos Ebro, Huerva y Gállego y del Canal Imperial de Aragón, en el centro de un amplio valle.

 

Del clima destacar que los inviernos son ligeramente fríos, siendo normales las heladas nocturnas y las nieblas que produce la inversión térmica en los meses de diciembre y enero. Los veranos son cálidos, superando casi siempre los 35 °C e incluso pasando los 40 °C muchos días.

 

Zaragoza tiene un aeropuerto. Esta destinado tanto al transporte de pasajeros como de mercancías. Tiene una línea de autobús que conecta con la ciudad.

 

¿Qué visitar en Zaragoza?

 

Visitas

1. La Aljafería: es uno de los monumentos más importantes de la arquitectura hispano-musulmana del siglo XI. Aunque el edificio ha sufrido sucesivas reformas, podemos pasear entre sus bellos pórticos ajardinados del Patio de Santa Isabel, por el Salón Dorado y el Oratorio.

2. La Lonja: el edificio fue construido por el Concejo, destinado a servir como Lonja de mercaderes.

3. Puente de Piedra: es el puente más antiguo que se conserva sobre el río Ebro.

4. Puerta del Carmen: es una de las puertas de entrada que tenía la ciudad en el siglo XVIII.

5. Basílica de Nuestra Señora del Pilar: templo barroco y uno de los centros de peregrinación más importantes del orbe católico. Es también un centro artístico de primer orden que reúne obras de gran valor de diferentes época.

6. Catedral de San Salvador o la Seo: construida sobre la mezquita mayor de la antigua ciudad musulmana, los restos más antiguos son los conservados en la zona de la cabecera románica que data del siglo XII.

 

Museos:

 

1. Museo Romanos: Zaragoza tiene historia romana, asi que posee 4 museos: el del Teatro, el del Foro, el de las Termas públicas y el Puerto Fluvial de Caesaraugusta.

Museos

2. Museo Pablo Gargallo: museo monográfico dedicado a la obra del escultor aragonés Pablo Gargallo. Instalado en el Palacio de Argillo.

3. Caixaforum: es un centro cultural y social de la Obra Social la Caixa..

4. Museo Goya: está instalado el Palacio renacentista de los Pardo. Museo dedicado a pintura, con obras que abarcan desde el siglo XV hasta el siglo XX.

5. Museo del Fuego y de los Bomberos: ell edificio que alberga el museo, adosado al Parque de Bomberos de zona nº 2, juntos conforman un conjunto que ilustra adecuadamente la realidad de los bomberos, el ayer y el día a día actual.

 

Un poco de historia

 

La ciudad de Zaragoza cuenta con más de dos mil años de historia. La población más antigua documentada data del siglo VII a. C. Las primeras noticias de un asentamiento urbano datan de la segunda mitad del siglo III a. C. y nos hablan de una ciudad ibérica llamada Salduie.

La ciudad romana de Caesaraugusta fue una colonia inmune refundada sobre la ciudad ibera por Octavio Augusto con veteranos de las guerras cántabras entre el año 25 y el 12 a. C.

El año 452 fue conquistada por los suevos y el 466 por los visigodos, quienes la incorporaron al reino de Tolosa. En 541, fue asediada por los francos.

El año 714 fue ocupada por el sarraceno Musa ibn Nusair y se convirtió en un centro musulmán importante llamado «Medina al-Baida Saraqusta» (Zaragoza la Blanca), que Carlomagno intentó ocupar sin éxito el año 788.

El periodo de esplendor de la ciudad islámica se dio en el siglo XI, especialmente con el reinado de Al-Muqtadir (1046-1081). Construyó un espléndido palacio fortificado de recreo: la Aljafería, cuyas obras comenzaron en 1065.

Con la ayuda de occitanos y aragoneses, Alfonso I el Batallador pudo conquistar Zaragoza en 1118, que se convertiría pronto en la capital del Reino de Aragón, y fue la sede en la que se coronaron los reyes de la Corona de Aragón.

Desde el final del siglo XIII fue el centro de la Unión Aragonesa (asociación de nobles para limitar el poder real y mantener sus privilegios), hasta que esta fue derrotada por Pedro el Ceremonioso el año 1384. La unión dinástica de la Corona de Castilla y la de Aragón la transformó en una ciudad más de la monarquía de los Austrias. Durante el reinado de Fernando el Católico se fundó la universidad y se construyó la Lonja.

Durante la Guerra de Sucesión, la ciudad, en defensa de las libertades y soberanía de Aragón, de sus instituciones y del Derecho aragonés, se declaró partidiaria del archiduque Carlos de Austria. Al ser conquistada por las tropas borbónicas, perdió la autonomía de la que había disfrutado hasta aquel momento .

Durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), Zaragoza resistió los enfrentamientos con las tropas francesas. En la guerra contra Napoleón se hizo famosa por toda Europa por sus asedios, siendo un símbolo de la resistencia a Napoleón.

Tras 1898, el azúcar de caña que suministraban las colonias perdidas comenzó a ser sustituido por el derivado de la remolacha, lo que originó en Zaragoza el auge de las industrias azucareras.

Durante la dictadura franquista se reabrió la Academia General Militar y se instaló la Confederación Hidrográfica del Ebro. Después de diversos planes urbanísticos que completaron el trazado del siglo XIX, se produjo en los últimos treinta años del siglo un enorme crecimiento del casco urbano con la superación de la barrera natural que constituye el Ebro, y que ha llevado a la construcción de populosos nuevos barrios. Desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días, Zaragoza ha seguido pujante, siendo actualmente la quinta ciudad de España en términos demográficos.