Volver

OSLO

 

 

Oslo - "La ciudad de los tigres"

 

Oslo es la capital y la ciudad más poblada de Noruega, además de ser su centro político, económico y cultural. Es conocida como la ciudad de los tigres percepción de la ciudad como un lugar frío y peligroso.

 

Se encuentra en la cabecera del fiordo del mismo nombre. El fiordo, que es casi bisecado por la península de Nesodden frente a la ciudad, finaliza en el sur. En las otras direcciones, Oslo se encuentra rodeada por cerros y montañas. Existen 40 islas dentro de los límites de la ciudad, siendo la mayor de ellas Malmøya.

 

Oslo se caracteriza por tener un clima continental húmedo. Los veranos son frescos, con temperaturas máximas diarias de entre 19 y 20 °C de media durante los meses de verano (de junio a agosto). El invierno es una estación dura, con tiempo frío y nieve. La temperatura mínima media durante el invierno está en torno a los -7 °C.

 

La ciudad recibe alrededor de 1650 horas de luz solar al año, situándose en la media de los países del norte de Europa. La diferencia entre Invierno y Verano son muy grandes. Teniendo unos inviernos con pocas horas de solo y veranos más largos.

 

La moneda noruega es la corona (NOK). 1 NOK se divide en 100 øre (céntimos). Las monedas tienen las denominaciones siguientes: 50 øre (céntimos), 1 krone (corona), 5 kroner, 10 kroner y 20 kroner. Y los billetes tienen las denominaciones siguientes: 50 kroner, 100 kroner, 200 kroner, 500 kroner y 1000 kroner (conversor).

 

Existen tres aeropuertos en Oslo: el aeropuerto de Oslo (Gardermoen) que esta a 55 km de la capital, el aeropuerto de Moss Rygge que se encuetra a 66 km y el más lejano, el aeropuerto de Torp Sandefjord que está a 110 km de distancia de Oslo. Todo ellos están conectados con tren y autobús.

 

¿Qué visitar en Oslo?

 

Visitas

1. Parque Vigeland: el Vigeland Sculpture Park forma parte del Parque Frogner y es uno de los lugares más visitados de la ciudad. El parque está completamente salpicado por las peculiares esculturas de Gustav Vigeland, destacando sobre todas ellas el “Monolitten”, formado por 121 cuerpos humanos desnudos y enroscados.

2. Ópera: más allá del interés que uno pueda tener en las obras que allí se representan, el Operahuset merece ser visto por su indudable atractivo arquitectónico.

3. Fortaleza de Akershus: Akershus Festning es un complejo militar con más de 7 siglos de historia. Todo un símbolo en Noruega

Holmenkollen

4. Karl Johans Gate: esta calle peatonal es la más concurrida de Oslo. Une la principal estación de trenes con el Palacio Real y a lo largo de su recorrido (1km) podemos encontrar multitud de edificios notables: la Catedral, el Teatro Nacional, el Parlamento, la Universidad, etc.

5. Palacio Real: es la Residencia de la Familia Real y la historia del edificio se remonta a 1814. Abre al público en verano y es bastante conocido su cambio de guardia.

6. Holmenkollen: zona montañosa situada a las afueras de la ciudad en la que puede pasear, visitar el Museo del Esquí y ver una de las pistas de salto de esquí más conocidas.

 

Museos:

 

1. Galería Nacional: este museo es de visita obligada, ya que aquí se encuentra la versión más famosa del cuadro de Edvard Munch, “El Grito“. Además, la entrada es gratuita y la colección se completa con otras obras del propio Munch y de otros pintores noruegos e internacionales.

Museos

2. Museo Munch: ideal para conocer la extensa obra de Edvard Munch, el más célebre pintor noruego. En el Munch Museet se puede encontrar casi toda su obra, incluidas algunas versiones de “El Grito”.

3. Museo de barcos vikingos: en el Vikingskipshuset se encuentran algunos de los barcos vikingos mejor conservados del mundo así como una extensa colección de hallazgos de la época.

4. Museo del Folclore noruego: el Norsk Folkemuseum alberga una extensa colección de objetos y edificios del folclore noruego, entre los que destaca su iglesia tradicional de madera.

 

Un poco de historia

 

Oslo fundada en el año 1.048 d.c. por el emperador Harald Harldrade, y fue convertida en la capital del país por el rey Hakón V, el primero en residir permanentemente en la ciudad.

En el año 1.624, casi la totalidad de la ciudad fue reducida a cenizas por causa de un inmenso incendio que la azotó y fue reconstruida en su totalidad por el rey de Dinamarca Christian IV.

Durante el siglo XIX en ella se construyeron una gran cantidad de monumentos y edificios de gran importancia, entre los que se incluyen el Palacio real, el Parlamento, la Universidad, el Teatro nacional y la Bolsa de Comercio.

Oslo, desde ya hace muchísimos años, es la ciudad más importante en lo que se refiere a lo político y cultural del país, a pesar de haber sufrido muchos intentos de descentralizar el poder transfiriendo recursos económicos a otras importantes regiones del país.

¿Y por qué se la conoce como "la ciudad de los tigres"? La ciudad fue una vez referida como Tigerstaden ("La ciudad de los tigres") por el escritor Bjørnstjerne Bjørnson hacia 1870, debido a su percepción de la ciudad como un lugar frío y peligroso. Durante años este nombre obtuvo un estatus casi oficial, llegando a celebrarse el 1000 aniversario de la ciudad con una fila de esculturas de tigres alrededor del ayuntamiento.